Viajar a Niza

Niza es una zona privilegiada de Europa; un sitio que tiene mucho para brindar al turista y que le invita a descubrir las mejores impresiones de lo que es una fina mezcla de culturas francesa e italiana. Nada mejor que una ciudad como Niza para vivir de cerca una mezcla tan íntimamente presente en su gente y su gastronomía.

 

Una ciudad que pasó a ser francesa en el Siglo XIX tiene alma italiana todavía pese a haber pasado por un proceso de “afrancesamiento” general que incluyó hasta el cambio de los apellidos de las personas. Aún se aprecia el lenguaje mezcla, el Nizzardo; y ya es una característica de las más buscadas por los turistas ávidos de nuevas experiencias.

Uno de los grandes atractivos de Niza, además del factor de su gente, es la gran cantidad de pintores famosos que habitaron y pintaron en Niza en el pasado. Así, Renoir y Matisse; dibujaron las bases del impresionismo dejando un precedente increíble en el aprecio por las artes pictóricas y la cultura en general.

Un buen lugar para no dejar de visitar es el hermosísimo Museo de Arte Naif de Niza y por supuesto, el museo Picasso, puesto que el pintor estuvo muy conectado don esta ciudad.

Para los que buscan pasar en Niza unos pocos días, lo mejor es alojarse en el centro histórico en tanto que si cuentas con coche y vas a estar más días, nada mejor que estar cerca de Promenade des Anglais, su rambla y su vista de mar infinita. Porque Niza es muy parecida a Génova aunque fueron pueblos enemigos.

Hay hoteles baratos en Niza, tanto en la zona costera como en el centro; incluso puedes optar por hostales para aprovechar y ganar más tiempo en una ciudad que tiene tanto para dar, ahorrando en el coste de la estancia.